Cocina Económica de Logroño ha entregado sus delantales solidarios 2020 a la empresa ‘Martínez Somalo Embutidos y Jamones’ y a Pelayo Sáenz Ripa, a título póstumo.

Al mismo, han asistido, entre otras personalidades, el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, el presidente del Parlamento, Jesús María García, la delegada del Gobierno, María Marrodán o el consejero de Servicios Sociales, Pablo Rubio.

El secretario de la Junta Directiva de la Cocina Económica, Pedro Pegenaute, ha lamentado el «cambio rotundo» que se ha dado en la sociedad debido a la pandemia del coronavirus, que ha hecho que haya sido un «año muy duro» para todos los que forman la entidad. Ello, ha motivado que «se haya hecho un gran esfuerzo por mantener nuestro apoyo a aquellos que más lo necesitan».

Por su parte, el presidente de Cocina Económica, Emilio Carreras, ha indicado que este año «hemos pasado un poco de agobio, sobre todo, en la época de vendimia, al tener que atender el polideportivo – donde se ubicaban los temporeros- y el comedor social». Ha señalado que las atenciones han crecido un 30 por ciento, denotando que viene «gente nueva, que está en el paro, ha perdido el trabajo y tiene más necesidades».

Posteriormente, se ha procedido a la entrega del primer delantal solidario 2020, que en esta ocasión se ha concedido a la empresa ‘Martínez Somalo Embutidos y Jamones’, recogido por la esposa de Lino Martínez Uruñuela -fallecido este mismo año-, Nunci Garnica, de manos del presidente de la Federación de Peñas, Diego Vicente.

Ha sido, una de las hijas, Elena Martínez, la que ha agradecido el galardón, indicando que «mi padre nos inculcaba que siempre había que ayudar, y era un gran colaborador de Cocina Económica, y nosotros, la cuarta generación le hemos cogido el testigo, y se lo trasladaremos a la quinta». Ha asegurado que era un reconocimiento «muy cariñoso y entrañable», al tiempo que ha agradecido la «gran labor social» que hace Cocina Económica.

A continuación, al sobrino de Pelayo Sáenz Ripa, Ignacio Quintana, se la ha impuesto el delantal, por parte del padre escolapio, José Alfaro. Al recibirlo, ha señalado que «estaba muy agradecido» porque su tío que «era una persona trabajadora, inteligente, dedicado a los demás y sobre todo de la gente más necesitada».

El acto lo ha cerrado el alcalde de Logroño que ha señalado que el acto «premia la labor y el esfuerzo por mejorar» la entidad, así como ha puesto en valor el «carácter noble y solidario» de los galardonados, así como de todas las personas que colaboran con Cocina Económica, de la que ha destacado el «gran trabajo realizado» durante los meses más duros de la pandemia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies